El Resurgir del Dragón: Zángano fórmigo

Zángano fórmigo

Un zángano tiene una consideración similar a la de un noble de otras especies, sin Zanganoembargo sus derechos y deberes son muy distinto de lo que se supone normal para alguien de la nobleza.

Son escasos en número, entre veinte y cien, según el tamaño de la colmena, y su lugar está en el harem de la reina, que no es más que una jaula de oro. Allí tienen todas las comodidades y lujos imaginables, docenas de sirvientes a su servicio y un férreo cuerpo de guardias. No en vano son una pieza importante para la supervivencia de la colonia. Los zánganos tienen la obligación de acudir a su reina cuando son reclamados para fecundar los huevos que serán los futuros súbditos de la colonia. Además, es normal que las reinas intercambien zánganos cuando realizan acuerdos comerciales o políticos de algún tipo, se supone que es una forma de unión entre las colonias, más allá de los simples tratados.

Algunas Reinas, sobre todo las seguidoras de la diosa de la libertad Aurana, dan a sus zánganos la oportunidad de seguir su propio camino, quedando únicamente en sus manos formar parte o no del harem de la colonia. Los que se arrepienten de quedarse, o simplemente no tuvieron opción, solo tienen dos opciones. La primera es buscar una forma de huir y ser libre, la otra es hacerse imprescindible para la colonia. Algunos zánganos cultivan sus habilidades y conocimientos, hasta el punto de conseguir títulos o cargos que les proporcionan gran libertad dentro de la colonia como heraldos, oficiales del ejército, recaudadores de impuestos o incluso miembros del consejo de la reina.

Físicamente son muy similares a un fórmigo común, solo que más esbeltos y con un par de alas transparentes y venosas. Aquello más independientes suelen ser bardos, exploradores o guerreros, mientras que los que conservan una cierta fidelidad a su colonia acaban como clérigos, magos o incluso paladines.

Rasgos raciales

Mejora de características. Tu puntuación de Inteligencia aumenta en 2 y tu Carisma en 1.

Edad. Un zángano fórmigo madura a la edad de 10 años y vive unos 35 años.

Alineamiento. Los zánganos comprometidos con su colonia se alinean en la legalidad y el bien. Aquellos más independientes tienden a la neutralidad o incluso al caos.

Tamaño. Mediano. Los zánganos miden entre 5 y 6 pies y su peso suele ser algo menor que el de un fórmigo típico.

Velocidad. Tu velocidad caminando es de 30 pies.

Visión en la oscuridad. Al estar acostumbrado a la vida subterránea, tienes una visión superior en la oscuridad y en la penumbra. Puedes ver en la penumbra a una distancia de 60 pies como si fuera luz brillante, y en la oscuridad como si fuera penumbra. En la oscuridad no puedes distinguir colores, solo tonos de gris.

Piel quitinosa. Mientras no llevas armadura, tu CA es igual a 11 + tu modificador por Destreza. Sigues pudiendo usar escudo y recibir sus beneficios. Tienes ventaja en las tiradas de salvación contra ácido y eres resistente al daño por ácido.

Orientación infalible. Los zánganos fórmigos poseen una capacidad extraordinaria para orientarse y memorizar rutas. Nunca te pierdes en un área subterránea, ya sea natural o no, y recuerdas a la perfección el camino que has seguido.

Sangre noble. Los zánganos son considerados una pieza importante de la colonia, por ello tienen un trato de consideración por parte de los fórmigos comunes, no en vano un zángano podría ser su padre. Siempre que trates con un fórmigo, con una actitud neutral hacia ti y que además no posea algún tipo de cargo, se te considera competente con cualquier habilidad social que uses con él, tales como intimidar, engañar, persuadir, etc.

Alado. Posees un par de alas que te permiten volar, además de identificarte de forma inconfundible como un zángano. Eres competente con la habilidad Vuelo (Atletismo). Tu movimiento es de 60 pies y puedes moverte normalmente siempre y cuando el entorno te lo permita, el DJ tiene la última palabra al respecto y puede pedirte tiradas de Vuelo (Atletismo) para poder moverte. Cuando vuelas no provocas ataques de oportunidad al pasar junto, o sobre, enemigos, a menos que estén armados con armas de proyectiles, o arrojadizas, y no estén en contacto con otro personaje, PNJ o criatura hostil hacia él.

El zángano puede permanecer suspendido en el aire con sus alas, pero esto supone un cierto grado de coordinación. Cuando estás suspendido varios metros sobre el suelo, cualquier ataque a distancia que hagas tiene desventaja. Además se te considera concentrado a la hora de lanzar conjuros y hechizos.

Si el zángano recibe un daño igual, o mayor, al número mayor de su dado de golpe, mientras está en el aire, debe hacer una tirada de salvación de Constitución (dificultad 12). Si la supera puede mantenerse en el aire, de lo contrario debe bajar al suelo, o renunciar a su siguiente acción para mantenerse en el aire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s